Buscar
  • Dr Mario Spennato

El Paro Cardíaco Repentino (PCS) a veces se confunde con un ataque cardíaco porque ambos pueden ocurrir sin previo aviso.

Lo que hace que un PCS sea peligroso es que existen causas subyacentes que hacen que el corazón lata fuera de ritmo o sincronizado.


Cuando el ventrículo del corazón recibe señales erráticas, hace que el corazón deje de latir y no bombee sangre de manera eficiente. Cuando ocurre, la víctima suele tener dolor de pecho, malestar, pálpitos, falta de aire, sensación de desmayo o mareo.

Un paro cardíaco repentino hace que el corazón lata fuera de sincronía, robando el cerebro del flujo sanguíneo, conduciendo a la inconsciencia.



El colapso de un evento cardíaco repentino suena muy parecido a un ataque cardíaco, pero es importante tener en cuenta la principal diferencia:

- PCS es un problema eléctrico donde el ataque cardíaco es un problema de plomería.

- En un infarto, el problema está en que la placa obstruye las arterias. Cuando esta se rompe, ​se forma un coágulo de sangre que roba oxígeno al músculo cardíaco. (Pueden ver mi posteo sobre infartos).

En ambos casos, cuando el corazón deja de latir, la pérdida de sangre puede causar daño permanente al cerebro o al músculo cardíaco o la muerte después de tan solo 10 minutos.


Cualquier persona a cualquier edad puede sufrir un paro cardíaco repentino. Raramente se presenta en edades de 5 a 19 pero igualmente hay que crear conciencia.

Es importantísimo que los niños y adolescentes sepan sobre antecedentes familiares de problemas cardíacos y que hagan su chequeo anual.



Reaccionar rápidamente a un paro cardíaco repentino puede aumentar drásticamente las posibilidades de supervivencia. Por cada minuto en SCA, la posibilidad de supervivencia disminuye aproximadamente 10%.


Llamar la ambulancia, comenzar con compresiones torácicas duras y faciales en el centro del pecho para estimular al corazón para que comience a trabajar nuevamente, y el impacto de un desfibrilador externo automático (DEA) puede restablecer un ritmo cardíaco eficaz.


Fuente: Capital Cardiology


Dr. Mario Spennato

MN 126340 - MP 551207

Lorenzo López 882, Pilar Centro

TURNOS: 1167679220


  • Dr Mario Spennato

Las personas que padecen obstrucciones en las arterias que irrigan al corazón generalmente son sometidas a intervenciones que faciliten la circulación sanguínea y prevengan los infartos.


Sin embargo, 1 de cada 4 pacientes no pueden beneficiarse con este tratamiento porque tienen arterias coronarias muy delgadas, cuyo diámetro no permite el paso del catéter con balón para implantar el stent (angioplastia) o no permiten una reconexión por medio de un by-pass.


En algunos de estos casos, sin embargo, el organismo genera naturalmente nuevos vasos para llevar sangre al área del corazón afectada por la obstrucción. Varios estudios muestran que el ejercicio físico puede contribuir al desarrollo de este “by-pass natural”, que puede salvarles la vida a muchas personas con enfermedad coronaria.





Te estarás preguntando entonces, ¿Cómo puedo mejorar la irrigación del corazón?


El músculo cardíaco es habitualmente nutrido a través de sangre que llega desde las arterias coronarias, que se originan a nivel de la aorta y luego se ramifican en vasos cada vez más pequeños. Cada arteria coronaria suministra sangre a un área particular del corazón.


En algunas personas, vasos muy pequeños parecidos a un cabello (capilares) conectan además las arterias coronarias y el músculo cardíaco. Estas interconexiones se denominan "circulación colateral", "derivaciones naturales" o “bypass natural”.


Cuando existe una obstrucción de una arteria coronaria, estos pequeños vasos colaterales pueden funcionar como un “puente natural” para conducir la sangre al área cardíaca afectada por la falta de nutrientes. El proceso de conversión de pequeños capilares en vasos colaterales de mayor tamaño, capaces de irrigar adecuadamente el músculo cardíaco, depende de muchos factores (genética, estilo de vida) y varía en cada persona.


Sin embargo, estudios científicos han probado que el entrenamiento aeróbico (caminar, andar en bicicleta, nadar) puede favorecer este proceso y reducir las posibilidades de ocurrencia de una angina de pecho e, incluso, de un infarto de miocardio o un ACV.


De hecho, un estudio presentado recientemente en la Conferencia Internacional sobre Stroke de la American Heart Association mostró, en ratones, que practicar actividad física en forma regular a partir de la mediana edad puede prevenir la ocurrencia de ACV en la vejez o disminuir sus secuelas, gracias al fortalecimiento de la circulación colateral en el cerebro.


Otro estudio, publicado en 2016, reveló que tanto el ejercicio moderado como el intenso -realizado 5 días a la semana- aumenta la circulación de sangre hacia el corazón en personas que sufren dolor de pecho (angina estable) y puede prevenir, de esta manera, la ocurrencia de infartos.


Más allá de las intervenciones quirúrgicas y el necesario tratamiento farmacológico para la enfermedad coronaria, el entrenamiento físico colateral es una terapia natural y valiosa que se realiza bajo supervisión médica en centros de rehabilitación cardiovascular.


Fuente: WikiCardio


  • Dr Mario Spennato

¿Alguna vez escuchaste este término?


La fibrilación auricular es un ritmo cardiaco irregular y anormal. Esta condición normalmente causa latidos cardiacos muy rápidos.



Fibrilación Auricular


Es una enfermedad grave, ya que puede producir coágulos de sangre que pueden viajar desde el corazón hasta el cerebro y causarle un infarto cerebral.


Existen distintos tratamientos para esta enfermedad. La mayoría de los pacientes pueden llevar una vida sana y productiva después del tratamiento de la fibrilación auricular.


Cuando el ritmo cardiaco normal se pierde, se produce una arritmia. La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y se produce cuando en condiciones normales:

- La frecuencia cardiaca se eleva o baja.

- El ritmo cardiaco deja de ser regular.


Causas

En ocasiones, la fibrilación auricular aparece sin motivo aparente, pero otras veces sí hay un claro desencadenante. Éstas son las causas más comunes:

-Hipertensión

-Problemas cardiacos

-Enfermedades hormonales

- Desconocida. Cuando después de realizar las pruebas necesarias no se encuentra ninguna causa, la fibrilación auricular recibe el nombre de fibrilación auricular idiopática o de causa desconocida


Tipos

- Paroxística. Las crisis aparecen y desaparecen. Son de duración variable (de menos de un minuto a días). Es posible que una fibrilación auricular paroxística progrese a una permanente.

- Persistente y permanente. La fibrilación auricular es constante, sin que en ningún momento reaparezca el ritmo cardiaco normal (sinusal).

La fibrilación auricular no siempre provoca síntomas. De hecho, a veces se diagnostica por casualidad en una revisión rutinaria. Aun así, las molestias más comunes son: palpitaciones (latido rápido e irregular del corazón) y cansancio muy marcado al realizar las actividades cotidianas.


Diagnóstico: a través de estos estudios

Electrocardiograma. Holter. Ecocardiograma.


Mis recomendaciones para los pacientes con fibrilación auricular

1. Controlar la presión arterial

2. Moderar el consumo de alcohol

3. Reducir los estimulantes. (El café, el té o las bebidas azucaradas)

4. Dejar el tabaco

5. Ejercicio moderado


Fuente: Fundación del Corazón


Dr. Mario Spennato

Cardiólogo

MN 126340 - MP 551207

Lorenzo Lopez 882, Pilar.


¡Click acá para tener tu consulta conmigo!


1
2

Dr. Mario Spennato | Cardiologia Pilar. Lorenzo López 882, Pilar Centro |  Teléfono: 1167679220