Buscar
  • Dr Mario Spennato

¿Escuchaste hablar alguna vez de la Resincronización Cardíaca?


Cuando se va a implantar un marcapasos o cardiodesfibrilador, se puede agregar al dispositivo una función que consiste en generar latidos desde una zona distante.


Esto hace que los ventrículos estén sincronizados para un adecuado latido.


Básicamente, para habilitar esta resincronización, el especialista tiene que agregar al marcapasos o al cardiodesfibrilador un cable (catéter) que se dirige al ventrículo izquierdo.

Imágen: WikiCardio



La resincronización está especialmente indicada en pacientes con insuficiencia cardíaca que tienen alteraciones en la conducción eléctrica dentro del corazón (bloqueo completo de rama izquierda).

Fuente: WikiCardio

Me sumo a la campaña Conocé y controlá tu Presión Arterial, creada por la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial para concientizar sobre la hipertensión.

Empecemos por lo primero, ¿Qué es HTA o Hipertensión Arterial?


Es una enfermedad que se caracteriza por la elevación anormal y persistente de la presión arterial por encima de 140 mm Hg PAS o máxima y/o 90 mm Hg de PAD o mínima.

Un valor aislado de presión arterial que sea superior a 14/9 en reposo no es suficiente para hacer diagnóstico de HTA. Se necesitan mas registros de PA realizadas en 2 o mas visitas separadas como mínimo de 15 días.

La forma de diagnosticar hipertensión es midiendo correctamente, respetando técnicas y utilizando equipos certificados. Tanto la medición en consultorio como las mediciones fuera, son herramientas de detección, confirmación y seguimiento de la HTA.

Es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular junto con el colesterol elevado, el tabaquismo y la diabetes.

La HTA es el factor más importante para el desarrollo de las principales causas de muerte cardiovascular (infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular o Insuficiencia cardiaca).

La HTA es crónica y silenciosa, es decir que no da síntomas y por ello la importancia de medirse la presión arterial.

¿Puede variar la presión arterial?

Si, la presión arterial es variable y de hecho cambia cada vez que nuestro corazón late, estas variaciones son normales, pero deben mantenerse dentro de ciertos límites.

También la PA aumenta con el esfuerzo, en particular si es constante, del mismo modo con una emoción o un dolor violento puede subir la PA durante varios minutos en una persona sana.

¿Cuántos tipos de Hipertensión hay?

De acuerdo a la causa la HTA se divide en primaria y secundaria.

La primaria o esencial es la más común (95% de los casos),no tiene una causa conocida y depende de múltiples factores como la herencia, la alimentación (consumo de sal, alcohol, grasas), el sedentarismo y la presencia de diabetes u otras enfermedades.

La HTA secundaria, es el 5% restante, y es debida a una causa específica como la enfermedad renal, suprarrenal, tiroidea, etc.

¿Se puede curar la HTA?

Es muy importante la detección precoz de la enfermedad, ya que la hipertensión secundaria puede ser curada, contrariamente a lo que ocurre en la HTA esencial o primaria que puede ser controlada (PA debajo de 140/90 mmHg) con medicación y evitar las complicaciones de enfermedades cardiovasculares.



¿Sabías que 2 de cada 10 hipertensos están bien controlados?


Existe amplia evidencia científica para considerar a la hipertensión arterial como el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y la primera causa de muerte en todo el mundo.

Es la primera causa de ACV, la tercera de infarto de miocardio y de insuficiencia renal. A pesar de esto, existe una escasa conciencia mundial sobre la hipertensión como enfermedad.

Se estima que millones de personas mueren por año por no tener la presión controlada. Esta alta tasa de mortalidad es debida a su alta prevalencia. Aproximadamente el 46% de la población adulta de argentina es hipertensa, lo cual da cuenta de la dimensión sanitaria del problema.

¿Pero por qué sucede esto?

En más del 90% no produce síntomas. Por eso, ocurre que algunas personas comienzan el tratamiento y, con el tiempo, lo dejan porque se sienten bien. También hay gente que toma muchos medicamentos, no tiene plata para pagarlos y suspende los de la hipertensión para priorizar los de otras patologías.

También los médicos tienen su cuota de responsabilidad. En algunos casos subestiman la verdadera dimensión de la hipertensión y confían en que sólo con dieta y ejercicio van a estar bien. El promedio de consulta por paciente es de entre 10 y 20 minutos. Muchas veces no alcanza para revisarlo, ver estudios, indicar el tratamiento y educarlo sobre las estrategias a seguir.

La mala adherencia del paciente al tratamiento también puede estar relacionada con algunos efectos adversos de la medicación o casos de olvidos involuntarios.




¿Y con el COVID?

La hipertensión, diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares previas son conocidos factores de riesgo para el desarrollo de un evento cardiovascular. Hoy, estas mismas condiciones también se transformaron en factores de riesgo para el COVID.

El virus provoca daño en el sistema cardiovascular. Además del virus, el aislamiento puede aumentar sustancialmente el riesgo cardiovascular futuro promoviendo el sedentarismo, aumento de peso, consumo de alcohol y tabaco y por mecanismos psicológicos y sociales como el estrés laboral, familiar y postraumático. Por eso, hoy mas que nunca, es necesario un estricto control de la HTA.

¿Tengo que cuidarme más del COVID si tengo HTA?

La relación entre la presión arterial alta y la COVID-19 sigue en etapa de investigación, pero las personas con presión arterial alta no controlada parecen tener un riesgo mayor de sufrir complicaciones por la COVID-19 que aquellas que la han regulado con medicación.

Que podes hacer entonces:

  • Continuar con el tratamiento antihipertensivo.

  • Controlar la presión, idealmente con un tensiómetro automático. Consultar al médico tratante (al menos por teléfono o WhatsApp) tanto si la presión está demasiado alta como demasiado baja.

  • En lo posible, mantener actividad física dentro del domicilio (caminatas, ejercicios abdominales, ejercicios para espalda, brazos y piernas). Se puede encontrar instrucciones en diversos sitios de Internet.

  • Realizar actividades recreativas en casa, mantener contacto con familiares y amigos (videollamadas, chats, hasta juegos en red). En lo posible realizar alguna actividad cultural. Es importante cuidar no solo el cuerpo sino también el alma, el ánimo, y mantener viva la esperanza.

  • Consultar rápidamente por los canales previstos en cada región ante síntomas compatibles con COVID19 y si aparece falta de aire hacerlo con urgencia al sistema de salud.



Para más información sobre la campaña del 2021 u otros temas de Hipertensión, los invito a la página de la SAHA www.saha.org.ar


Fuente: SAHA Dr. Mario Spennato



  • Dr Mario Spennato

En cada latido, los ventrículos se llenan de sangre (etapa diástole) para luego lanzarla a los pulmones o a el cuerpo (etapa sístole). Cuanto más elástico sea el corazón, más sangre bombea y el volumen de sangre eyectada en cada latido es mayor. Por la Miocardiopatía Restrictiva (MCR), los ventrículos pierden la elasticidad, limitando severamente el llenado de sangre y reduciendo la cantidad que puede bombear el corazón, lo que provoca una situación irreversible de insuficiencia cardíaca severa. Es una enfermedad rara del músculo cardíaco que representa el 2,5-4,5% de las miocardiopatías.




Síntomas: Pueden no presentarse aún en fases tardías, pero progresivamente van apareciendo síntomas de insuficiencia cardíaca como fatiga, dificultad respiratoria, vómitos, dolor abdominal, etc.) Los síntomas de insuficiencia cardiaca pueden ser variables dependiendo de qué ventrículo esté más afectado.


Si inicialmente está más afectado el ventrículo izquierdo, se producirá acúmulo de líquido en los pulmones por fallo del llenado del lado izquierdo del corazón. Aparecerán entonces síntomas de fatiga y dificultad respiratoria. Si la enfermedad progresa y el tratamiento médico no alivia la situación, el ventrículo derecho empezará a afectarse y aparecerán edemas (acúmulo de líquidos) en el hígado (hepatomegalia), en el abdomen y en los miembros inferiores.


Cuando el ventrículo derecho es el primero en fallar, aparece gran inflamación del hígado y de las piernas y posteriormente fatiga por dificultad en la llegada de sangre a los pulmones y al lado izquierdo del corazón. Causas: En la mayoría de las ocasiones, la causa en niños es desconocida. También puede deberse a múltiples causas como las enfermedades “infiltrativas” como son la amiloidosis, esclerodermia, sarcoidosis, tesaurismosis.

Pueden detectarse las anomalías genéticas responsables del cuadro.


Estudios:

Se basa fundamentalmente en los síntomas, historia personal y familiar, y pruebas complementarias.

  • Electrocardiograma

  • Radiografía de tórax

  • Ecocardiograma

  • Resonancia cardíaca

  • Cateterismo cardíaco al momento del diagnóstico y seguimiento.

Tratamiento

Utilización de diuréticos que contrarresten la tendencia a acumular líquidos y anticoagulantes o antiagregantes para disminuir el riesgo embólico. En algunos pacientes se puede incluir el uso de antagonistas del calcio (para mejorar la relajación del ventrículo y disminuir su rigidez en diástole) y antiarrítmicos. En fases posteriores con disfunción severa hemodinámica el único tratamiento es el trasplante cardiaco.

Fuente: CardiopatiasCongenitas.net


11 vistas0 comentarios

Dr. Mario Spennato | Cardiologia Pilar. Lorenzo López 882, Pilar Centro |  Teléfono: 1167679220