Buscar
  • Dr Mario Spennato

Hablemos de anticoagulantes

Actualizado: 13 abr

La formación de coágulos es un mecanismo complejo que tiene como finalidad prevenir el sangrado tras sufrir un daño.

Sin embargo, en ocasiones la formación de coágulos puede desencadenar un infarto de miocardio, infarto cerebral, o formación de coágulos en las venas o dentro de las aurículas del corazón.


Los anticoagulantes, como su propio nombre indica, son fármacos que impiden la coagulación de la sangre, evitando por tanto, la formación de coágulos o impidiendo su crecimiento y favoreciendo su disolución en caso de que ya se hayan formado.


¿Cuáles son los fármacos más utilizados como anticoagulantes?

  • Heparinas de administración intravenosa (heparina no fraccionada) o subcutánea (heparinas de bajo peso molecular) Las heparinas son medicamentos que actúan inhibiendo indirectamente la formación de coágulos uniéndose a la antitrombina acelerando su mecanismo de acción. Las heparinas no fraccionadas (HNF) son de administración intravenosa y requieren un control estricto para evitar la sobre o subdosificación.

En la patología cardiaca, estas heparinas son esenciales en el tratamiento del síndrome coronario agudo. También es imprescindible durante el cateterismo, para prevenir que se formen coágulos al introducir los catéteres y ponerlos en contacto con la sangre, y al manipular las arterias coronarias.


  • Anticoagulantes orales Especialmente el acenocumarol, más conocido como sintrom. Estos fármacos actúan sobre la vitamina K, necesaria para que funcione todo el mecanismo de la coagulación. Se utilizan para la prevención a largo plazo de diversas complicaciones tromboembólicas


  • Orales de acción directa Los anticoagulantes de acción directa, donde se incluye rivaroxaban, dabigatran, apixaban y edoxaban, son fármacos que actúan de manera diferente, bloqueando el sistema de la coagulación en un determinado punto. Esto permite usar dichos fármacos a una dosis fija, una o dos veces al día, sin necesidad de realizar los controles de hemostasia (o coagulación) habituales realizados con acenocumarol, dado que las concentraciones del fármaco en sangre son más previsibles y estables.


❗ Importante

El tratamiento con anticoagulantes orales debe ser siempre controlado cuidadosamente. La dosis se ajusta a cada persona después de hacer un análisis de sangre. Siempre consultá con un profesional.


Fuente: Fundación Española del Corazon


Podes seguirme en mis redes sociales, donde publico diariamente sobre temas de actualidad de salud, cardiología y coronavirus.

Instagram: www.instagram.com/drmariospennato

Facebook: www.facebook.com/drspennato


Dr. Mario Spennato

Cardiólogo

MN 126340-MP 551207

Lorenzo López 882, Pilar Centro.


Para Consultas Post Covid y turnos de Cardiología, enviame un WhatsApp al 1167679220

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo